Truchas al jerez
Fácil
La receta de hoy: truchas al jerez. La trucha es, de todos los pescados azules, el menos graso, y muy rico en ácidos grasos omega 3. Conocida como "la perdiz de agua dulce", por su procedencia y por la exquisitez de su carne. Aunque la temporada de trucha va de marzo a agosto, gracias a las piscifactorias podemos consumirla todo el año. A la hora de escoger una buena trucha tendremos que fijarnos en que presente ojos brillantes y abultados, pupilas negras, branquias rojas y brillantes y las espinas muy pegadas al vientre. El color no es un signo de frescura y puede variar dependiendo de la especie, por ejemplo, el color y el gusto de la trucha asalmonada se debe a que se alimenta de diminutos crustáceos cuyo caparazón rojo va transformando la carne de este pez hasta volverla rosada. Si tenéis ocasión de tomar una auténtica trucha de río, no la dejéis escapar, notareis una clara diferencia con la de piscifactorias, ya que su carne es mucho más sabrosa, más agradable su sabor y su carne más dura y consistente. Y ahora vamos a preparar la trucha al jerez, os encantara, ya que este vino le da un toque verdaderamente bueno.
Raciones
Tiempo de preparación
4 Raciones
20 Minutos
Raciones
Tiempo de preparación
4 Raciones
20 Minutos
Truchas al jerez
Fácil
La receta de hoy: truchas al jerez. La trucha es, de todos los pescados azules, el menos graso, y muy rico en ácidos grasos omega 3. Conocida como "la perdiz de agua dulce", por su procedencia y por la exquisitez de su carne. Aunque la temporada de trucha va de marzo a agosto, gracias a las piscifactorias podemos consumirla todo el año. A la hora de escoger una buena trucha tendremos que fijarnos en que presente ojos brillantes y abultados, pupilas negras, branquias rojas y brillantes y las espinas muy pegadas al vientre. El color no es un signo de frescura y puede variar dependiendo de la especie, por ejemplo, el color y el gusto de la trucha asalmonada se debe a que se alimenta de diminutos crustáceos cuyo caparazón rojo va transformando la carne de este pez hasta volverla rosada. Si tenéis ocasión de tomar una auténtica trucha de río, no la dejéis escapar, notareis una clara diferencia con la de piscifactorias, ya que su carne es mucho más sabrosa, más agradable su sabor y su carne más dura y consistente. Y ahora vamos a preparar la trucha al jerez, os encantara, ya que este vino le da un toque verdaderamente bueno.
Raciones
Tiempo de preparación
4 Raciones
20 Minutos
Raciones
Tiempo de preparación
4 Raciones
20 Minutos
Ingredientes
Raciones: Raciones
Instrucciones
  1. Limpiamos las truchas, las sazonamos y las pasamos por harina. Las freímos en una sartén con abundante aceite de oliva. Una vez fritas, las colocamos en una fuente y reservamos.
  2. Pelamos los ajos, los fileteamos y los freímos junto con las almendras y el beicon.
  3. Cuando esté dorado, añadimos el pimenton, el jerez y el zumo de limón y rehogamos durante unos minutos.
  4. Por último, echaremos la salsa sobre las truchas.
También te interesará esto

Dejar un comentario

¡Recibe nuestras recetas thermomix y novedades en tu email!

He leído y acepto la política de privacidad

Comparte en Pinterest

Comparte