Paletilla de cordero al horno
Fácil
El lechazo o el cordero asado es un plato típico de Castilla, y hay zonas muy famosas donde tienen recetas que hablan por sí solas, como Segovia o Arévalo de Ávila. Aunque en cada casa se elabora la receta según constumbre o receta heredada. He preparado esta paletilla de cordero al horno con una receta que me gusta mucho, por su simplicidad y sobre todo porque no lleva grasa, con lo que se convierte en una receta sana y que se puede incluir en cualquier dieta de adelgazamiento. Una buena ensalada, sobre todo si es de lechuga es un complemento perfecto para esta plato.
Raciones
Tiempo de preparación
4 Raciones
1 Hora
Raciones
Tiempo de preparación
4 Raciones
1 Hora
Paletilla de cordero al horno
Fácil
5/5 entre 1 opinión
El lechazo o el cordero asado es un plato típico de Castilla, y hay zonas muy famosas donde tienen recetas que hablan por sí solas, como Segovia o Arévalo de Ávila. Aunque en cada casa se elabora la receta según constumbre o receta heredada. He preparado esta paletilla de cordero al horno con una receta que me gusta mucho, por su simplicidad y sobre todo porque no lleva grasa, con lo que se convierte en una receta sana y que se puede incluir en cualquier dieta de adelgazamiento. Una buena ensalada, sobre todo si es de lechuga es un complemento perfecto para esta plato.
Raciones
Tiempo de preparación
4 Raciones
1 Hora
Raciones
Tiempo de preparación
4 Raciones
1 Hora
Ingredientes
Raciones: Raciones
Instrucciones
  1. Precalentamos el horno a 180 grados
  2. Salamos la paletilla de cordero por ambos lados, y lo colocamos en la bandeja del horno con la piel hacia abajo, después añadimos el agua y lo metemos al horno 45 min a 180 grados.
  3. Iremos rociando el cordero con el jugo que suelte, cada 15-20 min. Después le damos la vuelta y seguimos asando otros 45 min. Y seguiremos rociando con el líquido que suelte cada 15-20 min. En el caso de que se quedara sin líquido en la bandeja, añadiremos un poco más sobre la paletilla.
  4. Subiremos la temperatura dl horno a 200 grados y programamos otros 15 min el horno. Si no tuviéramos líquido en la bandeja del horno añadiríamos un poco, pero en este último tiempo, no lo echaremos sobre la carne, sino en la bandeja. Conseguiremos así una piel más dorada y crujiente.
También te interesará esto
Comentarios

Dejar un comentario

¡Recibe nuestras recetas thermomix y novedades en tu email!

He leído y acepto la política de privacidad

Comparte en Pinterest

Comparte